-Evita nadar en piscinas, jacuzzis o cuerpos de agua durante las primeras semanas para prevenir infecciones. Después de la cicatrización, asegúrate de limpiar bien el área después de nadar.