-Sí, es normal experimentar cierta inflamación y secreción durante las primeras semanas. Sin embargo, si los síntomas persisten o empeoran, es importante consultar a un profesional.